¿Tienes problemas para expresar críticas a tus amigos?

En nuestro entorno personal del trabajo cuando nos encontramos con colegas que no trabajan de la manera más precisa o fácil para llegar a su cometido en el cual podríamos aprovechar el tiempo que gastan por una mala gestión del proceso, tendemos a hacer críticas que podrían ofender o minimizar el esfuerzo de éstos compañeros para seguir trabajando de la mejor manera posible. Te queremos dejar una alternativa para aproximarte a tus colegas con críticas constructivas en vez de ofenderlos, el manejo de las palabras lo es todo.

Recurrir a la crítica constructiva es la mejor salida para tus opiniones

Podemos hacer el utensilio de ésta técnica de crítica como una manera saludable de aproximarnos a éstas personas con las cuales trabajamos, tener una delicadeza al escoger nuestras palabras que utilizaremos de manera sutil para hacer la crítica deseada a nuestros compañeros. No se trata de ser el más dulce con las palabras que vayamos a elegir para hacerle entender a otra persona que podría estar realizando su trabajo de una manera más fácil y más práctica para adelantar el proceso de trabajo que nos podría ayudar en cubrir más tiempo en otras actividades las cuales son casi de la misma prioridad en el ambiente de trabajo.

Aproximarnos con una manera más sensible y más dirigida a específicamente los errores que la persona en cuestión pueda estar cometiendo según nuestra opinión, debemos ser claros con que el pensamiento que estaremos presentándole a la otra persona, comprenda que es nuestra opinión y no es una verdad absoluta que suele ser una de las confusiones que más crea conflictos. La solución no se encontrará en sólo hacerle saber de una manera constructiva los problemas que causa la otra persona al no ser más ágil con su trabajo, es cómo se tome la crítica.